Swedish just wanna have fun: The Mary Onettes, Pumuky y Montevideo, en Monkey Week con Mirador POP

El próximo viernes 9 de octubre,
Mirador POP y Fikasound presentan a
The Mary Onettes, que estarán

acompañados por Montevideo y Pumuky

Si en nuestro país sucediera lo mismo, saltarían todas las alarmas. Los autoproclamados guardianes de nuestra cultura y aquellos que viven las veinticuatro horas pendientes de eso que llaman identidad nacional, se habrían levantado contra nuestra pérdida de personalidad, el abandono deliberado y maligno de nuestras raíces, de nuestra tradición. Le habrían cortado la cabeza a Abba, a The Cardigans, a Mando Diao, a Peter, Björn and John, The Hives, Acid House Kings, Irene o El Perro del Mar y habrían dado subvenciones y Premios Amigo a quienes contribuyeran a engrandecer nuestra mismidad.

En Suecia, el país al que más encuestas dan ganador en ese asunto tan trivial de la calidad de vida, no son concebibles esta clase de miserias. El país escandinavo pasa por ser el Japón del Pop Británico; una especie de sucursal de las islas, donde ni público ni bandas se interrogan acerca de posibles felonías a la patria porque andan distraídos tratando de hacer buena música, que es algo que de por sí ya ocupa demasiado tiempo.

En esas andan The Mary Onettes. Escuchen “Void“, disfruten de su atemporalidad, de su gélida pegada, sus cambios de ritmo, de la batería seca, sus guitarras a lo Johnny Marr y el arbitrario encendido y apagado de luces durante sus tres minutos y medio… Paladeen, en definitiva, su entrañable sabor a banda sonora de coche-choque en el verano de cualquier pueblo playero de 1986, aroma igualmente a bandas innombrables como Duran Duran o Spandau Ballet.

Por no hablar de “Lost“, que con el bajo, la entrada de sintetizadores, su irresistible estribillo y esa letra a la que le falta contar que cada vez que te vienes abajo me arrodillo y rezo, podría pasar por formar parte de una de esas sesiones perdidas que se han entregado con las recientes reediciones de Joy Division y New Order. Aunque este tema tan redondo jamás podría ser una cara B.

Y no es plagio, señores, esto es lo increíble. Es recreación, reinterpretación. Que para ello también hace falta talento. Y mucho. Sin esconder las cartas, desde luego. ¿Alguien se imagina a los suecos enfadándose cuándo se les mente a ciertos grupos de Manchester? Otro deporte que solemos practicar aquí con más frecuencia de la deseable.

Va a estar complicado volver a ver a New Order, me parece. Tampoco han entusiasmado Echo and the Bunnymen ni The Pshycedelic Furs en sus últimas comparecencias en nuestro país. Sólo The Cure parecen seguir a la altura de su propia leyenda -eso sí, en el escenario, porque lo que es en disco… Así que si quieren saborear una píldora concentrada del legado británico de los años ochenta, ya saben dónde acudir.

Pero no se crean que todo es cerradamente ochentero-y-británico. Hagan la siguiente prueba. Busquen a alguien que haya trabajado duramente a Galaxy 500 y sitúenle ante “Explosions“. Dudo que se libre de morder el anzuelo. Y si no, ya nos informan por aquí.

La cuestión es que no estaremos solos con The Mary Onettes, sino que gracias a la colaboración de Jabalina Música, ellos y nosotros disfrutaremos de la presencia de Montevideo y Pumuky.

El grupo sevillano, defendiendo una orientación que siempre ha entroncado con los grupos de Labrador y con un tecno pop intimista y delicado, más de habitaciones vacías que de discotecas donde se respire lubricidad.

Mientras, Pumuky presentará en el Monkey Week “El bosque en llamas“, uno de los discos más esperanzadores del año, un trabajo que ha distanciado a Jair de los “fuegos de artificio” mediáticos que están marcando este 2009 y que le augura una sólida carrera a medio plazo. Cuando de otros nadie se acuerde, Pumuky continuará turbándonos, recogiendo la herencia vocal y lírica de J. y la riqueza armónica de Migala.

¡Oh! ¡Qué maravilla! ¿No? Pues bien, todo esto para decirles que tienen una cita ineludible el próximo viernes 9 de octubre, en el marco del Monkey Week, donde Mirador POP estaremos presentando a los suecos de Labrador junto a Fikasound. La entrada cuesta sólo 9 euros. Nunca este adjetivo (sólo) estuvo tan bien utilizado.

Anuncios